domingo, 13 de marzo de 2011

I can't let go

La sensación de que se nos acabe el tiempo ataca la escasa cordura que me queda desde que tu indecisión lo rompiera todo.
Y aunque tuve que respirar a base de agonía y escasos segundos de eternidades siempre fui la misma tonta que quiso apostar por ti. La que dormiría infinitos veranos en ti y la que cree que treinta y dos noches no son suficientes para pasar página. He necesitado más de mi inexperta media vida recorrida para no hacer tuyas todas las canciones que escucho, mientras la vida sigue su curso incumpliendo promesas. Y ahora soy de nadie, igual que al principio, ni del viento que transforma en cristales el tiempo que resta.

Oh, please don’t go
I want you so
I can’t let go
For I lose control




2 comentarios:

  1. Me encanta lo que escribes. He llegado aquí de casualidad, como suele pasar.Es un poco doloroso sentirse tan identificada, pero a la vez reconforta saber que no soy la única que se siente así.

    ResponderEliminar
  2. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat19@hotmail.com
    besoss
    Catherine

    ResponderEliminar